Los niños son un indicador
del bienestar de una comunidad.

Creemos que cuando las comunidades están capacitadas y equipadas para atender a sus más vulnerables, la comunidad entera se beneficia y se puede superar la pobreza. Servimos en comunidades como la de Yasmin, a través de recursos que cambian la vida de familias, como aprender sobre el cuidado con ternura, la ayuda médica, los alimentos, la igualdad de oportunidades educativas para niñas y niños, la formación profesional y el empoderamiento en medio de grandes dificultades.

Nuestro Trabajo

Nuestro enfoque es holístico, lo que significa que buscamos terminar con TODAS las formas de pobreza humana
abordando toda la vida de cada persona. Nuestras soluciones para el desarrollo programático abordan las
necesidades físicas, espirituales y relacionales de las personas vulnerables.

Nuestra estrategia CFCT (Transformación Comunitaria Enfocada en la Niñez), nos permite asociarnos con los líderes locales para desarrollar soluciones transformadoras, que son tanto sostenibles como implementadas en las manos de las propias comunidades. Esta se desarrolla a través de la ejecución integral de nuestros programas.

CONOCE MÁS SOBRE NUESTROS PROGRAMAS:

Todo esto es posible gracias al trabajo en conjunto con gobiernos municipales,
liderazgo comunitario, líderes de iglesias, familias y niños.

ESTAMOS ENFOCADOS
EN LOS NIÑOS

Creemos que cuando una comunidad está equipada para cuidar a sus miembros más vulnerables, todos son cuidados y se elimina la pobreza. Por eso que buscamos desarrollar  comunidades – enfocándonos en los niños. Uno de los indicadores más importantes de que las familias, las iglesias y los líderes comunitarios están haciendo un buen trabajo, se ve reflejado en el bienestar de sus niños. Cuando equipamos a las comunidades con las herramientas y los recursos que necesitan para cuidar a sus propios hijos, las capacitamos para que inviertan en su propio desarrollo.